27 / 05 / 2019

Tarata Lodge: un sueño en la altura tacneña

 

Una espera que no desespera. Tampoco cansa ni aburre, menos aún genera asperezas o conflictos. Es una espera distinta, cómoda, placentera, perfecta para cerrar una jornada de emociones intensas, de visiones inesperadas, de encuentros con la biodiversidad en un área natural que es pampa y cordillera, que es altura y amenaza de soroche, que es belleza paisajística y esperanza de conservación.

Calma y quietud. Aire puro, sonrisas, tal vez una copa en la mano cuando la luz del sol -poco a poco, segundo a segundo- pierde sus bríos, se apaga, se ensombrece en el horizonte montañoso. Y la espera continúa mientras el cielo de Tarata se convierte en un lienzo, donde el ocaso traza tonalidades contrastantes. Fulgor y opacidad en un atardecer mágico, en un anochecer que se anuncia prometedor.

 

Un anuncio que no fue en vano porque el cielo estrellado, el silencio relajante, el aroma de la naturaleza, se revelarían como los complementos perfectos de la exquisita mistura de sabores locales y cosmopolitas de una cena que concluyó con un brindis y de la relajante calidez de todos los ambientes del Tarata Lodgeun oasis de comodidad, buen gusto y trato amigable en las alturas de Tacna.

 

 

Solo algunos de los muchos detalles -el maicillo de bienvenida, el taller de coctelería, el mirador del atardecer, las sábanas de algodón de 250 hilos- que convierten a esta novedosa y osada propuesta hotelera, en una tentadora alternativa para quienes deciden explorar sin prisas un potencial destino turístico, cuyo mayor atractivo es el Área de Conservación Regional Vilacota Maure.

 

Géiseres en Calientes. Foto Rolly Valdivia

 

Partir de madrugada. Abandonar Tacna, la heroica, con su Paseo Cívico en el que Francisco Bolognesi y Miguel Grau se erigen como eternos defensores de la peruanidad. Enrumbar hacia la altura. Superar los 4000 metros. Viento frío. Nevados y volcanes. Tropillas de vicuñas, rebaños de alpacas, grupos de suris -aves parecidas a las avestruces- y una solitaria taruka. Especies en peligro de extinción.

 

Llegar a Tarata, capital de la provincia del mismo nombre (3083 m.s.n.m.). La plaza, un museo, un tramo del camino inca y una casa -ni muy cerca ni muy lejos del centro- convertida en un lodge boutique de 11 habitaciones que después de un año de marcha blanca, inició sus operaciones el pasado 14 de febrero. Día simbólico que acaso justifica o explica la cariñosa atención que reciben sus huéspedes.

 

O será tal vez que ese calorcito familiar tiene su origen en el hecho de que existía un hogar en este terreno sobre el río Chacavira. Cambios y modificaciones. Trabajo arduo para que las habitaciones ofrezcan buenas vistas y que la suite principal sea tan amplia y acogedora que dan ganas de quedarse en ella para siempre. Pero los cambios no acaban, pronto se construirán tres bungalós.

“Nos ha sorprendido la acogida de nuestra propuesta. Al inicio no teníamos grandes expectativas, porque no estamos en un destino consolidado. Pero nosotros queremos desarrollar esta actividad para beneficiar al pueblo”, comenta Ruth Escarza, la jefa de ventas y reservas del Tarata Lodge, antes de explicar que sus clientes potenciales son los cientos de miles de turistas chilenos que visitan Tacna.

 

Pero no son los únicos. “Hay muchos tacneños que no conocen Tarata”. Ellos pueden darse una escapada los fines de semana. El viaje no es problema. Menos de dos horas por una vía asfaltada si se ignora el llamado de la naturaleza de Vilacota Maure. Directo al descanso y al confort en un lugar especialmente diseñado para admirar la naturaleza y desconectarse de las tensiones de la vida urbana.

Eso es lo que se logra durante la espera que no desespera, aunque después de vivir tan intensa experiencia en pareja o en familia, es probable que usted siente un poquito de desesperación por volver a las alturas de Tacna y a la hogareña comodidad del Tarata Lodge.

 

En Rumbo

Dónde: El Tarata Lodge se encuentra en Prolongación San Martín s/n Tarata.

Contacto: www.taratalodge.com / reservas@taratalodge.com

Habitaciones: Suite Principal (con jacuzzi) / Junior Suite (con Jacuzzi) / Matrimonial Superior / Matrimonial Estándar / Familiar Estándar / Triple Estándar

Actividades: Caminatas, paseos en bicicleta, cabalgatas, talleres de coctelería y expediciones. Talleres de barro para niños.

Naturaleza: El Área de Conservación Regional Vilacota Maure es compartida por las provincias de Tacna, Tarata y Candarave.

Excursiones: Además de los lugares mencionados, la reserva cuenta con otros atractivos, como la laguna Vilacota y los géiseres de Calientes (Candarave).

Fuente: Revista Rumbos